Caracas, 18 de enero del 2017
Noticiero Venevision - Informacion Justa y Balanceada
  • Compartir:
  • Print
  • Email
  • Facebook
  • Twitter

Un tipo, quizá admirable, de 78 años

Un tipo, quizá admirable, de 78 años<br>

Fecha 15/05/2015 11:25:00 a.m.Y, así, ha ofrecido al mundo una versión absolutamente diferente a la que las autoridades estadounidenses, y el propio Obama, tuvieron a bien dar sobre la caza y muerte a y de Bin Laden. Y ahora a Hersh le crucifican incluso colegas desde esos medios 'nítidos' y 'sensatos', poniendo en cuestión sus fuentes y dudando de la credibilidad de lo que cuenta. Ya le ocurrió al mismo periodista, considerado un 'as' de la investigación, cuando narró, hace treinta y cinco años, cuando él tenía cuarenta y tres, la masacre de My Lai, una narración por la que acabarían dándole un Pulitzer. Tuvieron, al final, que darle la razón:  existió la vergüenza de My Lai como existe esa otra vergüenza, tan silenciada, de Guantánamo. Y no me diga usted que lo que nos mostraron y, sobre todo, no nos mostraron, ahora sobre la muerte de Bin Laden, no tenía más agujeros en su credibilidad que un queso de Gruyere.

Es muy posible que a este periodista atípico, a sus 78 años indesmayables, haya que glorificarle nuevamente como un gran buscador de la verdad. Esa que no gusta ver impresa o ni les gusta escuchar a quienes, aludiendo a la razón de Estado, se saltan las normas. Gentes no necesariamente ligadas al periodismo, como Julian Assange, el soldado Manning,  Falciani, o Edward Snowden y sus contactos en 'The Guardian' comprobaon en sus carnes hasta dónde puede llegar el disgusto del Poder cuando sus andanzas quedan al desnudo...Todos ellos fueron perseguidos por revelar prácticas perniciosas de la Administración más fuerte del mundo, o conductas ilegales de algunas personas poderosas. Pero todos ellos, aun perseguidos, aun condenados, hicieron prevalecer la verdad.

Decía más arriba que he decidido escribir hoy sobre Hersh porque no he dejado de pensar en él cuando últimamente leo y veo muchas de las cosas que publicamos, y cómo a veces las publicamos, aquí en casa. Claro que no se trata de que los a veces esforzados periodistas españoles nos fustiguemos porque no podamos, sepamos o queramos revelar nuestros 'casos Watergate' propios -que yo creo que, a su manera, vaya si los hay--. Se trata de que reflexionemos de nuevo sobre esa gran verdad, que antes aparecía impresa en un gran diario norteamericano, según la cual 'noticia es todo aquello que alguien no quiere que se publique'.

Ellos, sean ellos quienes fueren, nos quieren cada vez más jóvenes, más inexpertos, quieren que nuestros medios sean cada vez más débiles económicamente; les gustamos como 'generación Google', de corta y pega, nos destinarían a meros receptores de comunicados oficiales. Y si vemos que hay cosas demasiado raras en esos comunicados, ellos, sean ellos quienes fueren -y son demasiados--, aman que miremos hacia otro lado, que aceptemos que no conviene mostrarse escéptico y, menos aún, ponerse a investigar. La estabilidad del mundo, de nuestro mundo, depende de eso, dicen.

Ellos, sean quienes sean ellos, promueven que presentemos las campañas electorales  llenas de globos y confeti, con niños a los que los candidatos besan y bicicletas con las que pasean por idílicos parajes. A ellos no les gustan los tipos ácidos, intratables, como Hersh, que, encima, tiene 78 años. Los postulados que vamos escuchando en esta campaña ya le hubieran jubilado hace tres décadas, y entonces la versión sobre Bin Laden seguiría siendo la del cronista oficial Barack Obama.


Fernando Jáuregui

Director del Grupo Diariocrítico de España

Comentarios

Deje un comentario sobre el tema

Normativa para la publicacion de comentarios

  • En ningún caso se permitirán insultos, mensajes racistas, sexistas, que fomenten la violencia ni similares, ni ningún otro contrario a las leyes. Tampoco se aprobarán mensajes que contengan spam ni aquellos que nada tengan que ver con el motivo de la conversación.
  • Buscamos mensajes educados y respetuosos para un intercambio normal de opiniones y con sentido, de modo que no se permitirán los ataques personales ni comentarios agresivos.
  • Recuerde que usted es responsable de todo lo que dice en la Red de la misma forma en que lo es en cualquier otro lugar.
  • No se hace responsable del contenido de las opiniones publicadas por los internautas en la sección de comentarios. Por ello, los mensajes de los lectores no corresponden a nuestra línea editorial.
  • Todos los mensajes serán revisados ante de ser publicados por lo cual, una vez envíe su comentario el mismo tardará algunos minutos en ser publicado. Por favor, sea paciente y no lo envíe de nuevo.
  • Se reserva el derecho de suprimir, por cualquier motivo y sin previo aviso, cualquier contenido generado en los espacios de participación.
  • Si usted observa algún comentario publicado que contravenga estas normas, o cree que le alude personalmente, escriba por favor a:

Galería de Fotos

...
...

Videos

Cortesía de El Nacional
Organización Cisneros, Noticiero Venevision
Ungravity-Desarrollos web Funcionales